logo diario2


Análisis
El Coronavirus asociado a las condiciones del tiempo y el clima
Uriel Flores, referente del Observatorio Climatológico de la UNCa, brinda su aporte sobre algunos interrogantes.

eldiariodecatamarcaLic. Uriel Flores – Observatorio Clima FHum-UNCa - eldiariodecatamarca.com


Flores planteó que el gran interrogante actual debido a la propagación de COVID-19 en distintos sectores del planeta es, si existe relación directa entre lo ambiental respecto que las condiciones climáticas y meteorológicas inciden o no, en la repulsión o frenado del avance de contagios de esta enfermedad viral, declarada como pandemia.


Reseña que Bradford Barrett, meteorólogo y profesor de la Academia Naval de EE.UU, afirmó en twitter el viernes 20 de marzo que: “Los 520 casos en Florida (como lo muestra el mapa) complican la idea de que las condiciones cálidas / húmedas reducen mucho la transmisión”, donde se esperaba con coincidencia de pronósticos meteorológicos, un repunte de temperaturas.


Diane Jacobs responde también que en Escocia con días muy húmedos y lluviosos no ha parado de haber casos: “Ah well, here in Scotland, we are stuffed then, always raining (apart from today it was 10 degrees, summers day”).


Científicos de la Universidad de Mariland a comienzo de este año 2020, comunicaban previamente en principio que las manifestaciones de los mayores casos de coronavirus SARS-CoV-2, geográficamente, se localizaron en latitudes entre los 30°N y 50°N con condiciones de temperatura superficial entre 4 y 20 grados sumado a que la humedad relativa este entre 47% y 79%, el factor de estacionalidad del ambiente frío y seco, era exclusividad de circulación viral, similar al de influenza o gripe A.


Pero la aparición de nuevos casos barriendo las fronteras latitudinales y hemisféricas, hacia lugares australes del sur cerrando sus veranos, sectores del tórrido Caribe, Singapur, Sudáfrica, Brasil, Australia, etc., evidencian que los estados del tiempo con crecimiento de las temperaturas no apaciguan en teoría el avance y ritmo de contagio del virus, rompiendo la supuesta estacionalidad que se presumía previamente.


A fines de diciembre una facción de médicos y científicos también habían manifestado que no había información que indicaba que los casos de la enfermedad COVID-19 comenzarían a disminuir, una vez que aumenten las temperaturas.


Cabe otra pregunta: ¿En transición hacia estaciones con reducción gradual térmica con el avance del otoño e invierno, donde todavía en la región del NOA Argentino y Catamarca, persistirán periodos cálidos hasta mediados de abril, según la estimación a mediano plazo de pronóstico mensual del IRI (Internacional Research Institute for Climate and Society) con temperaturas de normales a un 35% por encima del promedio habitual y precipitaciones de normal a debajo de lo normal: nos debemos relajar o no, en cuanto a las acciones de prevención de esta epidemia?. La respuesta más acertada ante tanta incertidumbre y dinámica respecto de la epidemiología de esta enfermedad, es que, por el momento no, debido a que se encuentra difusa la probabilidad de obtener un panorama conciso en este estado de indiferenciación de los patrones atmosféricos, que reflejen una ecuación directa para resolver como es la circulación del coronavirus ligado a temperatura, precipitaciones y humedad relativa.


Coronavirus y cambio climático


Una de las consecuencias inesperadas del brote de coronavirus han sido condiciones en el ambiente con aire más limpio y reducción en las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático.


Se está produciendo una caída de las emisiones de efecto invernadero debido a las medidas excepcionales de contención contra el nuevo coronavirus. Al respecto afirma Oscar Ibañez, del centro geofísico de Perú, “Si la economía tiene un cese o parate, como ha ocurrido ya en China e Italia con medidas de contención, cae el consumo de energías fósiles y, por lo tanto, también disminuyen los gases de efecto invernadero que se expulsan a la atmósfera.


En 2009, con la crisis del cisne negro en EEUU con las hipotecas, se redujo también las emisiones de CO2, pero después cuando se recuperó aumentó estrepitosamente.


El coronavirus desencadenaría un escenario negativo ante el cambio climático a largo plazo porque, aunque la pandemia redujo las emisiones de forma puntual, el descenso solo se debe a una supuesta parálisis de la economía y cuando la sociedad se reactive en medio de recesión, las emisiones podrían volver a subir, sino que -como en otras ocasiones- habrá menos dinero para abordar proyectos de transición energética.

 

  TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  

 

 SE ESTÁ LEYENDO AHORA 

clima

banner logo mlcalentitas 2019

banner coronavirus fake news

EN LA MIRA

banner direcciones del valle 300x250

banner eca

banner la isla cafe

banner laislafm

banner neumaticos valle institucional

banner missing children caras

banner aguas catamarca 300x286

banner senado 2019

Banner Chicos Sin Alcohol verano


 

 

 



 


 


 

 

 

 



 

logo laisla

Año XV | Copyright 2005-2020 EDITORIAL LA ISLA | Todos los derechos reservados
Oficinas Comerciales y periodísticas: Sarmiento 581 - 2º Piso "A"| Tel.: 0383-4855352
Redacción: E-Mail info@eldiariodecatamarca.com.ar
Departamento Comercial: E-Mail publicidad@eldiariodecatamarca.com.ar